Ad libitum


Reschith
13 abril 2009, 23:02
Filed under: Discos | Etiquetas: ,

No sabía con qué empezar, pero se me ha venido a la cabeza un número: 413. Es David Pisabarro, un joven al que tuve el placer de conocer una noche de miércoles en Bilbao cuando fue a un concierto y le fui a recoger con el “Keltxo”. Al poco de hablar me llevé una grata sorpresa por la cantidad de cosas en las que coincidíamos y que sabía, tanto de cultura general como sobre todo de música, no en vano estudió (y si no me equivoco estudia aún) técnico de sonido. Derrochaba ganas de aprender y no dudaba en preguntar dudas e intercambiar opiniones, se intuía que era un alma inquieta en busca de lo nuevo, el constante cambio se palpaba en él: nuevos sonidos, mejora contínua, estilos diferentes. Y creo que lo ha conseguido.

Esa noche me marcó en cierta medida pues en ese momento buscaba a alguien que me hiciera ver que no soy “un tío raro”, que todos somos un poco especiales, y somos capaces de lo mejor si nos lo proponemos.

Año y medio después llega a mis oídos “Reschith”, su nuevo trabajo. Ya había escuchado algo en su Myspace, pero esto era diferente. Él y su bajo han compuesto cinco temas diametralmente opuestos a lo que acostumbro a escuchar. Esto no puede ser una crítica al disco, porque sencillamente es un estilo que se me hace tan nuevo que no se ni por donde empezar, pero sí quiero alabar su capacidad de trabajo y esfuerzo, pues es encomiable, y por qué no decirlo, envidiable el hecho de que una persona haya parido esto. Sólo escuchar la elaboración hace preveer que pasó sus buenas horas en el estudio buscando el pulido de los temas.

Algo más de 25 minutos conforman el disco, algo ligero, pero que se escucha bien, con un inicio auténticamente envolvente, como si de una atmósfera se tratara, para sin avisar empezar con una energía que le seguirá en “Great Wind”, que ya tiene videoclip incluso. En el tercer tema hace un parón de caña, con un tema más tranquilo y acogedor. El cuarto es un tema largo que in crescendo nos mete en la cabeza la potencia de nuevo. Por último, siete minutos de montaña rusa nos llevarán por los pasajes finales de esta obra, que a mi me recuerda a un camino oscuro, si, la verdad es que me imagino paisajes de penumbra escuchando 413, (con todo el cariño!).

Las baterías programadas por él, la única ayuda del bajo y la voz de un compañero han valido para agotar el disco allí donde lo servía. Ha recibido buenas críticas. Mientras, yo seguía preguntándome: seguro que no hay guitarras? Pues no: un disco de bajo, otro de los aspectos que me dejan ahi, con los esquemas rotos. Espero que sigas rompiéndome los esquemas tocayo.

Si deseais escucharlo, lo teneis gratuitamente: http://www.mediafire.com/?ic3j8mzzzpo

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: